bg-country-switch

Tratamientos para
atenuar las pérdidas

La incontinencia puede tratarse de distintas maneras, según el tipo diagnosticado o las causas que la hayan provocado. Los tratamientos pueden estar orientados a atenuar o disminuir las pérdidas de orina. En cualquier caso, el objetivo siempre es mejorar la calidad de vida de la persona con incontinencia

En el 90% de los casos la incontinencia puede mejorar con el tratamiento adecuado, especialmente en los casos de incontinencia ligera o moderada. Generalmente los tratamientos se combinan para obtener mejores resultados.

Tratamientos para atenuar las pérdidas de orina

Dentro de los tratamientos para atenuar las pérdidas encontramos:

  • Hábitos adecuados: seguir un horario pautado de micciones para adelantarse y controlar las pérdidas. Se trata de un entrenamiento largo pero con resultados muy positivos si se mantiene constante. También es aconsejable la distribución horaria de la ingesta de líquidos, así como el tipo de líquidos ingeridos.
  • Fisioterapia: realización de una serie de ejercicios musculares del suelo pélvico con el objetivo de fortalecer dicha zona. Pueden ser con o sin aparatos y deben ser supervisados por un profesional y funcionan muy bien para la incontinencia de esfuerzo y de urgencia.
  • Ejercicios de Kegel: Son unos ejercicios de contracción lenta y rápida del suelo pélvico para favorecer las fibras musculares estiradas.
    • Sentada con las lumbares tocando el respaldo y los antebrazos apoyados en los muslos. También puede realizarse de pie y tumbada con la espalda en el suelo.
    • Los músculos a trabajar son aquéllos que notamos si intentamos cortar la salida de la orina.
    • Contraer los músculos del suelo pélvico y aguantar 5 segundos.
    • Respirar suavemente y relajar durante 5 segundos.
    • Repetir en tandas de 10 veces; es recomendable realizar los ejercicios al menos 3 veces al día.
  • Tratamientos farmacológicos: indicados por el médico y utilizados preferentemente en casos de incontinencia de urgencia.
  • Cirugía: recomendable cuando los demás tratamientos no han funcionado. Incluye las operaciones quirúrgicas en la vejiga y la uretra. La mayoría de las técnicas actuales están indicadas para la incontinencia de esfuerzo.

Productos que alivian las molestias provocadas por las pérdidas de orina

Existen productos específicos para aliviar las molestias que puede provocar la incontinencia, a seleccionar en función del tipo de persona, el volumen de pérdidas y la causa de la incontinencia. Es conveniente que un profesional oriente sobre el producto más adecuadopara cada persona.

  • Absorbentes de incontinencia: dispositivos de un solo uso compuesto por celulosa y superabsorbente que se ajustan al cuerpo para absorber y retener la orina en su interior, con la finalidad de mantener la piel seca y sin humedad y protegen contra el olor.
  • Sondas vesicales: pueden utilizarlas tanto hombres como mujeres. Son unos dispositivos en forma de tubo muy delgado y de material flexible (látex o silicona) que conducen la orina desde el interior de la vejiga hasta la bolsa donde se almacena. Las sondas deben ser colocadas por personal cualificado y requieren cuidados diarios. Para prevenir el riesgo de infecciones es muy importante mantener una correcta higiene.
  • Tratamientos farmacológicos: indicados por el médico y utilizados preferentemente en casos de incontinencia de urgencia.
  • Los colectores: son dispositivos específicos para hombres. Consisten en una funda de látex (u otro material hipoalergénico) que se coloca en el pene y se conecta a una bolsa donde se almacena la orina. Es conveniente que un profesional oriente en la elección y colocación inicial de los colectores.

El material adhesivo necesario para fijar el colector y la presión que ejerce puede provocar lesiones en la piel. Para evitarlas, el colector debe alternarse con otros productos como los absorbentes de incontinencia.