bg-country-switch

Higiene y efectos
en la pie

La piel es el órgano externo más grande de nuestro cuerpo cuya función es protegernos de agresiones externas. Con el paso del tiempo, sufre una serie de cambios que la hacen más sensible y vulnerable. Por eso es importante cuidar la piel de las personas mayores, especialmente si tienen incontinencia.

¿Cómo puede ayudar una buena higiene?

La higiene puede constituir el cuidado básico para aliviar la sensación de inseguridad ocasionada por las pérdidas. Debe realizarse tantas veces como sea necesaria, siempre y cuando no se abuse del jabón que podría resecar la piel. Para una mayor seguridad, es conveniente utilizar productos específicos para la higiene como las esponjas o las toallitas húmedas.

Factores que determinan la mayor vulnerabilidad de la piel:

  • Envejecimiento de la piel.
  • Pérdida de elasticidad.
  • Menor hidratación.
  • Envejecimiento de las células.
  • Menor vascularización.
  • La orina y las heces
  • Inmovilidad, mala nutrición, deshidratación, etc.